RSS

Sentirse Dios por un momento

28 Abr
Sentirse Dios por un momento.


Día: 26-Abril-2008
Hora: 11:30 hrs. aprox.
Lugar: Sanatorio del Sol
Ciudad: Querétaro, Qro., México

Historia:
 
 
– "Pues sí, sí estás… y bien embarazada" – Esa es la frase que más recuerdo del sábado. Se la dijo el ginecólogo a mi esposa. Y yo, curiosiando la imagen que nos mostró a ella y a mí por la pantalla del consultorio, traté de identificar al minúsculo ser vivo, casi imperceptible, al que hacíamos referencia desde que llegamos hacía una hora y media antes en el sanatorio.
 
Habíamos esperado mucho tiempo para al fin animarnos a verificar nuestras sospechas del embarazo, y al fin, ese era el momento climático de nuestros nerviosos temores. (Temores, por no sentirnos seguros de estar preparados para el importante suceso.)
 
Al final, todo salió bien…
 
– "Doctor, lo que pasa es que quiero saber si estoy embarazada." – Después de que mi morena dijera eso y que el Dr. Marco Galán le hiciera las preguntas de rutina, nos invitó a pasar al aparato de ultrasonido para confirmar la pregunta o negarla. Después de conectar el aparato en la televisión frente al asiento frío reclinable donde mi mujer estaba, la pantalla mostró un fondo obscuro con luces blancas tenues que dibujarían levemente la figura de la matriz de mi esposa y, recostado hacia el lado derecho, un pequeño ser de apenas 1.4 cm dentro de un saco de líquido que tenía por función protegerlo, ahí estaba mi hijo… ¿o hija?
 
– "Pues querías saber si estabas embarazado, ¿no?… pues sí, sí estás… y bien embarazada." – Ese fue el primer comentario del doctor. Los dos sonreimos con nerviosismo pues no sabíamos si lo decía porque fueran más de un bebé o por otra razón. – "Su hijo está grande… ha de tener como dos meses…" – Después de eso, mi morena y yo nos tranquilizamos.
 
Preguntamos todo lo que queríamos saber; después de todo somos papás primerisos… – "El bebé se encuentra bien y no se alcanza a ver ningún problema…" – Incluso escuché su latir del corazón, muy fuerte y muy claro… nunca había escuchado algo igual y por suspuesto nunca me había emocionado por escuchar el corazón de alguien… y esta vez casi lloro, pues se trataba de un ser vivo producto del amor que tenemos mi esposa y yo… un hijo, nuestro hijo.
 
Ahora el sentimiento es diferente: me da alegría, mucha alegría… nunca me he imaginado como padre, y talvez nunca lo haga, solo espero que mi hijo o hija nos ame como nosotros le amamos.
 
Este es el momento cuando un humano puede convertirse en un Dios, no tan grande ni tan inmenso como aquel en el que uno puede creer y tenerle fe, pero sí como un Dios dador de vida. Ese pequeño ser es un ser vivo, tan vivo como nosotros, involucrado en un proceso de desarrollo que le llevará un largo camino para llegar a nosotros por medio de su nacimiento… y desde el principio nos involucramos nosotros, siendo dos Dioses, mamá y papá, dos seres vivos creando a otro ser vivo.
 
No cabe duda, el verlo ahí tan pequeño, imaginar sus ojos y su rostro, pensar en un nombre para llamarlo y escuchar su corazón latir con ganas de llorar inconscientemente… es cuando uno cree sentirse Dios por un momento.
 
Ahora, con esta nueva responsabilidad nos encontramos mi esposa y yo, y le damos gracias a Dios por habernos mandado a uno de sus angelitos para vendecir nuestro matrimonio, nuestra familia. Dios decidió que nosotros nos hicieramos cargo de dirigir su camino y ayudarlo a convertirse en un ser humano con valores y conocimientos que requiere para vivir y sobrevivir en este mundo.
 
Pero también, gracias mi esposa, gracias mi vida, gracias morena… no cabe duda, cada día que pasa me haces más feliz.
 
 


Busqué estos videos de National Geographic para saber lo que está pasando dentro de mi esposa… están muy interesantes. Son de una serie que se llama "Dentro del vientre materno".
 
                                   
 
¡¡Qué impresionante!!

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 28 de abril de 2008 en Padre de Familia

 

Una respuesta a “Sentirse Dios por un momento

  1. Elyz

    10 de junio de 2008 at 5:44 PM

    K puedo decirte Hugo, hoy entre a tu espacio, laa burlarme de algo tuyo o hacer una k otra broma como las k tanto disfruto hacerte… pero … WOW no tengo palabras para expresarte mi mas sinceras felicitaciones… :D… eres de los pocos hombres k conozco tan sensibles y sobretodo Valientes al mostrar y expresar sus sentimientos….
     
    Dios ha bendecido a tu familia, muestra de su bondad y amor… :D…
     
     
    Recibe un abrazo de mi para ti.. de los mas sinceros k haya dado pork siempre k te leo me haces llorar :D…
     
    Elyz

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: